Sobre Carl Sagan


Nuestro científico de cabecera, Rafa, nos regaló el pasado 16 de noviembre este post titulado “La película Contact (Contacto) basada en el guión de la novela de Carl Sagan. La estructura del tiempo”, dejando aparte la manía de Rafa de componer unos títulos interminables para sus posts que nada tienen que ver con el contenido del mismo, el objeto del post no es otro que atraer tráfico a su blog publicando la película basada en la novela “Contacto” de Carl Sagan (Rafa ten cuidado con los derechos de distribución).

Sin embargo Rafa tiene siempre que apostillar algo para que sus lectores se sientan felices. La aportación de Rafa en este caso es:

Cuando la ciencia Oficial censura, los científicos recurren a la ciencia ficción para abrir las mentes. Tal sucedió con la novela “Contact” de Carl Sagan. Ahora más que nunca recomendamos esta película que vuelve a ser de actualidad.

Vayamos por partes, en primer lugar me gustaría analizar las implicaciones del comentario ya que lo que deja entrever Rafa es que existe una “Ciencia Oficial” censuradora y que Carl Sagan, en algún momento, fue censurado y tuvo que recurrir a la ciencia ficción para contar lo que le habían censurado. Rafa, ya que lo sabes, nos tendrás que contar qué es lo que le censuraron y qué pruebas tienes de esa censura. Por otra parte, aclarar que no existe nada parecido a la “Ciencia Oficial” existe la Ciencia y lo que no es Ciencia y Rafa, tú estás en este último grupo.

Mi tesis es que es muy difícil censurar a alguien como Carl Sagan y os voy a explicar mis argumentos. Vaya por delante que considero que Sagan es mejor divulgador científico que escritor de ciencia ficción. Como todo el mundo sabe, Carl Sagan fue uno de los máximos impulsores de la iniciativa SETI (por cierto, sitio web altamente recomendable a los curiosos y que conozcan Inglés) consiguiendo, no sólo sacar adelante el proyecto sino la financiación necesaria para el mismo lo que, teniendo en cuenta que se trata de una iniciativa para la que, las aplicaciones prácticas, a corto plazo son prácticamente nulas, habla mucho de su poder de convicción en las altas esferas y su involucración con el mundo “oficial”.

Por otra parte, si existió alguien, dentro de la comunidad científica, al que fuera muy dificil censurar ese era, sin duda, Carl Sagan. Sagan era el protagoonista principal de la serie Cosmos lo que le proporcionó los suficientes contactos en los medios como para permitirle divulgar cualquier cosa fuera de los cauces científicos “oficiales” suponiendo que tuviera éstos cerrados, especialmente si esa cosa es, como insta a sospechar Rafa, un contacto con una inteligencia extraterrestre.

Como curiosidad añadir que Sagan fue profesor en la Universidad de Cornell, la misma que constantemente cita Rafa como fuente de sus ocurrencias. Sagan era agnóstico, escéptico y se posicionó siempre en contra de las pseudociencias y las religiones. Una cita suya que resume su posicionamiento y su mente abierta como científico es:

No puedes convencer a un creyente de nada porque sus creencias no están basadas en evidencias, están basadas en una enraizada necesidad de creer.

Es más, para que veais lo que pensaba os extracto una cita de su libro “The Demon-Haunted World”, perfectamente aplicable a las circunstancias socioeconómicas actuales que dice:

The scientific way of thinking is at once imaginative and disciplined. This is central to its success. Science invites us to let the facts in, even when they don’t conform to our preconceptions. It counsels us to carry alternative hypotheses in our heads and see which best fit the facts. It urges on us a delicate balance between no-holds-barred openness to new ideas, however heretical, and the most rigorous sceptical scrutiny of everything – new ideas and established wisdom. This kind of thinking is also an essential tool for a democracy in an age of change.

que traducido sería más o menos:

La forma de pensar científica es, a la vez, imaginativa y disciplinada. Esto es la clave para su éxito. La ciencia nos invita a permitir que los hechos predominen incluso cuando no son conformes a nuestras preconcepciones. Nos aconseja a formular, en nuestra cabeza,  hipótesis alternativas y a comprobar la que mejor se ajusta a los hechos. Nos urge a un delicado equilibrio entre la máxima apertura a nuevas ideas, aunque éstas sean heréticas y el más riguroso escrutinio escéptico de cualquier cosa, nuevas ideas y sabiduría establecida. Este tipo de pensamiento es una herramienta esencial para una democracia en una edad de cambios.

Ahora yo os pregunto, lectores de Starviewer: ¿Creéis que Carl Sagan se dejaría censurar? ¿Creéis que si lo censuraran utilizaría una novela para transmitir su mensaje o utilizaría otros mecanismos a su alcance? ¿Creéis realmente que alguien tan poderoso para censurarlo no podría haber evitado la publicación de su novela? Este es el tipo de preguntas que os tenéis que hacer cuando Rafa escribe algo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Mentiras

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s