Avanzando en la Medicina Cuántica Diferencial


Tras su largo descanso, apartado del mundanal ruido, de las feroces críticas y dedicado a la reflexión y el estudio, nuestro adalid de la ciencia alternativa Rafa, ha vuelto con las pilas cargadas este 2012. Tras un post en el que cuenta las razones de su retorno (más de 10.000 correos) y de reproducir (inventarse) fragmentos de mensajes en los que, una serie de críticos, le solicitan su imperial perdón por discrepar de sus postulados, se ha lanzado con su ritmo de producción habitual de sinsentidos.

Lo que hoy vamos a tratar aquí es el post escrito el día 18 de enero de 2012 y titulado “La homeopatía prueba su eficiencia en tratamientos pediátricos y ayudaría a reducir el gasto farmacéutico”. De entrada, la primera cuestión que me surge es ¿qué tendrá que ver la homeopatía con la astrofísica? pero bueno, tratándose de Rafa lo mismo estamos definiendo el futuro de la Medicina Cuántica Diferencial.

Volviendo a la arena del contenido del post de Rafa, anticipo a los lectores que, si hay algo que me molesta especialmente en el ámbito de la pseudociencia, son las teorías que tienen impacto sobre la salud. En estos casos ya no estamos jugando sólo con la credulidad de la gente o su dinero sino que estamos poniendo en jaque la vida de personas y en el caso de homeopatía pedriática, la de los más débiles: los niños. Hasta ahora Rafa no se había metido en estos fregados relacionados con la salud y me parecía algo inteligente de su parte, si va a abrir esta línea de trabajo la cosa se va a poner seria.

Lo que ha hecho Rafa en su post ha sido, fundamentalmente, reproducir esta entrevista que en el Diario Información de Alicante hacen a Noel Hernández, médico pediatra que ejerce su labor en el Centro de Salud Ciudad Jardín de Alicante. Parece ser que Noel está especializado, además de en Pediatría, en Homeopatía. Por ir centrando la discusión y dejando clara mi opinión de partida, la homeopatía es una práctica pseudocientífica, elaborada (o inventada) hace más de 200 años por un médico alemán, Samuel Hahnemann el cual, tras un largo proceso deductivo y apoyado por datos incontestables (esto es ironía) establece que la enfermedad es un desequilibrio en una supuesta “fuerza vital” y que para restaurar ese equilibrio debe emplearse el mismo agente que causa el mismo en dósis mínimas. Como el objetivo de este post no es describir la homeopatía no me voy a extender en detalles. La realidad es que en los 200 años de historia de la homeopatía, ésta no ha sido capaz ni de formular una teoría válida sobre la enfermedad ni de probar la eficacia de ninguno de sus remedios.

Entrando en harina, en el post Rafa afirma que (esto no está en el artículo fuente del post de Rafa):

Poco a poco los médicos éticos acceden a lo que denominamos la plataforma de médicos de familia que no hay que olvidar, constituye la base del tejido médico de gran consumo.

Antes de nada me gustaría que Rafa aclarara qué es la plataforma de médicos de familia y que aclare si él afirma que cualquier médico de familia que no esté en esa plataforma no es ético. Mí opinión, a la hora de leer la afirmación de Rafa, es que, de forma implícita, está acusando a los médicos de familia que no dan su apoyo a la homeopatía de ser poco éticos y esto me parece muy grave. Aparentemente, para Rafa, cualquier cosa “alternativa” que cuestione a la ciencia es buena. Me gustaría ver si algún día sufre una enfermedad si va a ponerse en manos de un homeópata o de un médico de verdad.

En el caso de Noel Hernández no estoy de acuerdo con lo que afirma. Es cierto que una de las cosas que más nos alarma como padres son las enfermedades de nuestros hijos. Solemos acudir a la consulta del pediatra al más mínimo síntoma de enfermedad y, en la mayoría de los casos, la causa del malester de los pequeños son enfermedades relativamente leves. En cualquier caso, es la responsabilidad del médico el hacer el diagnóstico y proporcionar el mejor tratamiento para la enfermedad sobre la base de su juicio y apoyándose en su experiencia y conocimientos. En muchos casos, ejercemos una presión sobre los médicos para que éstos nos receten algo y, en algunos casos, pudiera ocurrir que éstos cedan y receten sólo para no oir a los padres y sabiendo que no tiene ningún efecto. Quizás, en estos casos, al recetar un remedio homeopático (que no es más que azúcar o agua) se consigue tranquilizar a los padres y evitarse una incomodidad y ayudar a que los centros de salud estén menos saturados. Aún así, después de leer las declaraciones de Noel Hernández, sólo me queda decirle que si él fuera el pediatra de mís hijos, una vez leida la entrevista haría todo lo posible para cambiarlo.

Lo que hace falta es más educación. Los remedios homeopáticos no sirven para nada, no tienen ningún efecto, no curan ninguna enfermedad. Recientemente, a instancias del Congreso, el Ministerio de Sanidad, el Instituto de Salud Carlos III y otras instituciones, abordaron un estudio para analizar la efectividad de las (mal llamadas) terapias naturales. El informe de conclusiones de ese estudio, que puede encontrarse aquí, deja en muy mal lugar a esas terapias, incluyendo la homeopatía.

Es cierto que la industria farmacéutica mueve ingentes cantidades de dinero y que el gasto farmacéutico es un capítulo importante en los gastos del sistema público de salud pero creer que se puede reducir ese gasto a base de recetar azúcar  me parece, con todos los respetos, de una inocencia atroz. Lo que hay que hacer, para contener el gasto, es limitar las prestaciones del sistema de salud a aquellos medicamentos verdadera y demostradamente eficaces en el tratamiento de las patologías. Por otra parte, si la industria farmacéutica tradicional no nos parece ética ¿qué podemos decir de las multinacionales de la homeopatía como Boiron?. La diferencia es que los medicamentos alopáticos tienen que pasar unos protocolos de pruebas muy rigurosos, tienen que demostrar su eficacia por encima del efecto placebo, mientras que los remedios homeopáticos no están sujetos a esas pruebas.

Por último, me gustaría incluir en estas líneas una adaptación del artículo Why you can’t trust homeopathy (Por qué no puedes confiar en la homeopatía) que me parece muy esclarecedor  y que proporciona diez razones para desconfiar de esa práctica:

1. No Funciona. Cuando se prueba bajo las condiciones más rigurosas, en las que ni el paciente ni el doctor saben si se está empleando o no hasta que finalizan las pruebas, la homeopatía no ha demostrado ser mejor que una pastilla de azúcar. Esto no significa que la gente no sienta beneficios positivos después de tomar un remedio homeopático sólo que esos efectos positivos no están relacionados con la homeopatía. El efecto placebo no está muy bien entendido pero es muy real y nos afecta a todos. Afortunadamente, la medicina probada también conlleva una buena dosis de placebo además de todos sus otros beneficios. La elección entre medicina real y homeopatía se reduce a una simple cuestión:  ¿Optarías por un placebo junto con un tratamiento que funciona o sólo por el placebo?
2. No puede funcionar en ningún caso. La teoría que respalda la homeopatía, cuando se pone bajo el más básico de los escrutinios, no se sostiene. Las bases del tratamiento no están de acuerdo a nada de lo que sabemos sobre medicina, matemáticas o química. Por contra, está claro que las tinturas homeopáticas no son más que agua y que las pastillas homeopáticas sólo contienen azúcar.
3. Supone tirar tu dinero. La industria de la homeopatía supone alrededor de 40 millones de libras en el Reino Unido y unos 400 millones de euros en Francia y Alemania. Si bien esto puede parecer muy poco si se compara con las cifras que maneja la industria farmacéutica, las medicinas reales deben probar su efectividad antes de poder ser comercializadas, algo que la industria homeopática no tiene que hacer y que, en cualquier caso, no sería capaz de hacer. Las cantidades indicadas son pequeñas pero suponen una cantidad enorme para gastarse en algo que no funciona. Las pastillas homeopáticas se venden por unas 4,95 libras (unos 5,70€) para una cantidad de menos de 20 gramos de azúcar (dos sobres de azúcar). Dado que esas pastillas no contienen ningún ingrediente activo y que se ha probado que no funcionan parece un precio exagerado para dos sobres de azúcar.

4. Supone tirar el dinero de todos. En el Reino Unido, el sistema nacional de salud (NHS) gasta unos 4 millones de libras al año en homeopatía y el  gobierno soporta cuatro hospitales homeopáticos del NHS. Más aún, más de 400 médicos de atención primaria en el Reino Unido remiten, de forma regular, a pacientes a clínicas homeopáticas. Dado que se ha probado, de forma concluyente, que la homeopatía no funciona mejor que el placebo, no debería haber lugar para ella en el sistema nacional de salud y no hay razón para soportarla con dinero que, en otro caso, se emplearía para soportar tratamientos eficaces.

5. Es una pérdida de tu tiempo. Al promocionar la homeopatía como una alternativa genuina a la medicina real, los pacientes pueden retrasar la búsqueda de asistencia médica experta mientras usan la homeopatía para tratar su condición. Esta es una causa real de preocupación: en el caso de enfermedades relativamente leves, el riesgo es mínimo pero, en el caso de trastornos más graves, cuanto antes se trate la enfermedad mayor es la posibilidad de recuperación. Hasta fechas muy recientes, el sitio web de la farmacia Boots llegó a decir a los pacientes que “después de tomar píldoras homeopáticas tus síntomas podían empeorar”. Este tipo de consejo fomenta el que los pacientes aguanten un poco más antes de buscar atención médica real incluso cuando su condición empeora. El tiempo perdido derivado de la creencia en terapias falsas se hace incluso más significativo entre aquellos con condiciones terminales. Un paciente al que se le da una falsa esperanza a través de los cantos de sirena de terapias como la homeopatía puede distrarse de aprovechar al máximo el tiempo que le queda a la par de que se le proporciona una visión irreal de su condición lo que causa un mayor pesar cuando el tratamiento se muestra inútil y el tiempo dedicado al mismo se considera perdido.

 6. Es una pérdida del tiempo de todos. Hasta la fecha se han realizado miles de estudios para validar la efectividad de la homeopatía y sus distintas “leyes”, ninguno ha probado, de forma concluyente que sea efectiva y varios han probado, de forma concluyente, su inefectividad. Si un medicamento o tratamiento convencional hubiera tenido el registro de fracasos que ha tenido la homeopatía habría sido descartado hace largo tiempo. De hecho, muchos medicamentos y tratamientos convencionales han sido descartados en el tiempo que se ha dedicado a realizar mayor investigación sobre la homeopatía. Si no estuviéramos perdiendo el tiempo descubriendo, una vez más, que la homeopatía no funciona, podríamos estar empleando ese tiempo y recursos en encontrar nuevos medicamentos y tratamientos que realmente funcionan.

7. Existen mejores alternativas que esta alternativa. Un punto que, con frecuencia, se pasa por alto en la discusión sobre la homeopatía es que no es necesaria en absoluto.  La medicina real funciona. Las vacunas ayudan a contener enfermedades como las paperas, tosferina y polio. La pandemia de la gripe A se antuvo controlada mediante el empleo de técnicas modernas de gestión de enfermedades, entendiendo la necesidad de buenos hábitos higiénicos y el aislamiento y tratamiento efectivo de los casos individuales. Las medicinas retrovirales modernas ayudan a los pacientes de SIDA, a gestionar su condición de forma que esta enfermedad ya no es la sentencia de muerte, a corto plazo, que fue en el pasado. Las curas homeopáticas del SIDA conducen rápidamenta a la gente enferma y vulnerable a la muerte y, además, les hacen pagar por el privilegio. La medicina real funciona.

8. Los prospectos son engañosos. En un envase lleno de píldoras homeopáticas de azufre con una fuerza de 30C hay significativamente menos posibilidades de encontrar una sóla molécula de azufre de que te toque la lotería. Sin embargo, en la etiqueta del envase se puede leer “Azufre”.

 9. Contribuye a apartar a la gente de la medicina real. El proporcionar legitimidad a los tratamientos no probados (o, mejor aún, a los que se han probado como ineficaces) tiene un coste añadido. El coste de permitir la promoción de la homeopatía como “alternativa” a la medicina real surge cuando los pacientes no son capaces de distinguir entre una condición auto limitante que se cura por si misma en un plazo limitado y una enfermedad más seria que puede llegar a ser grave si se trata de forma incorrecta. No son muy difíciles de encontrar los relatos de gente que abandona tratamientos en favor de curas por métodos falsos con resultados desastrosos. Al permitir la promoción de una terapia que se ha mostrado inefectiva y enteramente no plausible favorecemos el que la gente substituya tratamientos que les podrían ayudar por charlatanería.

10. Ha abusado de sus privilegios como placebo. De vez en cuando, se entiende que un tratamiento placebo, fácil de administrar, pude suponer algún beneficio para los doctores en aquellos casos en los que una intervención médica no tenga una determinada efectividad probada. En estos escenarios, se podría argumentar que la homeopatía odría haber jugado un papel al proporcionar un plcebo inocuo y libre de efectos que ayudara a manejar aquello que, de otra forma, hubiera sido inmanejable. Sin embargo, debido al abuso de la legitimidad concedida a la homeopatía por la medicin real, este tratamientoha dejado de ser inocuo, desperdicia tiempo y dinero y evita que la gente obtenga genuina ayuda médica cuando má lo necesitan. Es el momento de dejar de dar soporte a la charlatanería inefectiva e ilógica que es la homeopatía y de dedicar tiempo a proporcionar a la gente los hechos que le permitan evaluar su uso antes de que escojan las teorias con 200 años de Hahnemann en lugar de las prácticas médicas actuales en proceso de mejora contínua.

Anuncios

27 comentarios

Archivado bajo Charlatán, Rafael López-Guerrero

27 Respuestas a “Avanzando en la Medicina Cuántica Diferencial

  1. ‘Hasta ahora Rafa no se había metido en estos fregados relacionados con la salud y me parecía algo inteligente de su parte, si va a abrir esta línea de trabajo la cosa se va a poner seria.’

    Saludos, dotorqantico. Permíteme que responda a este párrafo tuyo. RLG ha empezado a dar sus ‘primeros pasos’ en la salud por dos motivos:
    1-Su ‘mujer’, Sandra Pardo, trabaja en ese ámbito, y él debe hacerle ver que ese es también uno de sus intereses vocacionales (como dice él). Te recuerdo que estamos hablando de un psicópata, con lo cual, es normal que vaya, poco a poco, apropiándose de todos los conocimientos de las personas con las que se relacionan estrechamente. Él ‘robará’ esos conocimientos y los vulgarizará, como ya ha hecho con la psicología y otras ciencias.
    2- En breve tiene una cita (si alguien no lo impide antes) con el III Congreso de Terapias Alternativas (Barcelona, 24-25 de marzo), y tiene que ir preparando el terreno para que sus nuevo amiguitos vean que él también está en el ajo.
    Eso es todo. Recibe mis saludos cordiales.

  2. Ups, olvidé el enlace al congreso de marzo:
    http://armoniafestival.jimdo.com/

  3. Tavo, gracias por tu aportación.

    En cualquier caso y sobre lo que comentas, una puntualización con respecto al punto 1 de tu comentario, yo no sé si RLG es o no es un psicópata, esa es una afirmación tuya. Para mí lo que está claro es que se trata de un charlatán.

    Seguiremos este nuevo rumbo de cerca.

    Saludos

    PD: No sé porque tus comentarios van a Spam

  4. mxedgar

    Con que doctor cuentico ya estaba en estos temas de la salud. anteriormente hablo del bicarbonato de sodio, o de las orgonitas, o cuando se sumo a la campaña conspiranoica de la vacuna de la influencia.

    Ahora si su vieja anda en eso evidentemente ahora serán “misterios de la salud” xD pero ahora sera mas peligroso para la gente que se le acerque, antes estaba mejor con sus tonterías de nibirus y resonancias.

    • Magufo

      Que extraña forma de “argumento”, cuando defiendo la homeopatía me dicen que soy pagado por Boiron” o cosas que yo he llamado skepticonspiranoicos. Son igual de irracionales que a quienes critican.

  5. Científico social

    Esto es una mentira:
    “La diferencia es que los medicamentos alopáticos tienen que pasar unos protocolos de pruebas muy rigurosos, tienen que demostrar su eficacia por encima del efecto placebo, mientras que los remedios homeopáticos no están sujetos a esas pruebas.”

    Y es así por que la homeopatía SÍ se somete a pruebas doble ciego, aleatorizadas, o lo que se denomina como estudios ECA. El post por demás resulta con un fuerte punto ciego, no se trata de lo que diga el tal Rafapal sino de las evidencias que existen acerca de que la homeopatía puede trabajar.

    • La homeopatía no funciona, no puede funcionar. Los Ensayos Clínicos Aleatorizados (ECA) realizados sobre terapias homeopáticas no han demostrado nunca la eficacia de las prácticas homeopáticas. Si la hubieran demostrado no se estaría cuestionando continuamente la homeopatía.

      • Magufo

        A ver a ver, tu dices que no funciona lo cual es una afirmación, pero luego dices que “no puede funcionar”. Entonces ¿Por qué no puede funcionar? ¿Sera por que venden el cuento de “contradice todas las leyes de la física y la química conocidas? Pues tu que eres físico anda a demostrar todas, no te conformes con un par, pero todas esas leyes que contradice. A menos que entonces solo tengas una coartada facilita.
        Luego dices “no han demostrado nunca la eficacia de las práctica homeopatícas” Tenía bastante que no encontraba tanto mentiroso (si, eres un mentiroso), existen varios estudios a doble ciego con una buena cantidad de pacientes que si han demostrado efectos superiores al placebo te guste o no. Que hay estudios que han sido negativos claro, eso no lo niego. Lo que quiero decir es que matices tu comentario por que lo que has dicho es una total mentira.

      • Magufo, no entiendo muy bien tu argumento.

        Yo digo que no funciona quienes tienen que sostener, de forma clara e incontrovertible, respaldado con ensayos clínicos y con estudios que la homeopatía funciona son los homeópatas. Y, hasta la fecha, no me consta que haya un estudio serio que, de forma clara e incontrovertible, muestre que un tratamiento homeopático funciona.

        Por otra parte, soy químico no físico y no tengo que demostrar nada. Las leyes de la física están sobradamente demostradas. En cuanto a que no puede funcionar desde luego que la teoría de la “memoria del agua” es una falsedad evidente y en cuanto a las diluciones sucesivas ya escribí en otro lado sobre ello:

        http://plumasyalquitran.blogspot.com.es/2011/03/la-memoria-desmemoriada.html
        http://plumasyalquitran.blogspot.com.es/2011/04/mayor-dilucion-mayor-potencia-o-no.html

        Al César lo que es del César eres el primer defensor de la homeopatía con el que hablo que reconoce que “en algunos casos no funciona”.

        Saludos.

      • Magufo

        ¿Y me puedes decir quién ha dicho lo contrario? Es evidente que la carga de la prueba recae sobre los homeópatas. Una cosa es decir que “No funciona” y su extremo “que funciona para todo” son extremos que no están de acuerdo con la literatura disponible. Si hay ensayos con doble ciego por ejemplo este:

        Homeopathic treatment of children with attention deficit hyperactivity disorder: a randomised, double blind, placebo controlled crossover trial.
        Disculpa que seas químico en nada cambia que si tienes que demostrar lo que has dicho anteriormente.

        Es claro que quienes dicen que no funciona, entonces están mintiendo, por lo tanto es a ellos a quienes recae también la carga de la prueba si afirman como tu que:

        “Y, hasta la fecha, no me consta que haya un estudio serio que, de forma clara e incontrovertible, muestre que un tratamiento homeopático funciona.”

        Siendo uno de varios estudios a doble ciego que demuestran la superioridad sobre el placebo. Se que hay estudios que resultan negativos, pero en comparación son pocos. Otros son ambiguos y curiosamente son críticados por no ser de homeopatía (como uno que Lewith, Ernst y O’brien, pero los detalles son mas o menos obvios para quién sabe que es la homeopatía).

        La teoría de la memoria del agua es “una falsedad evidente” ¿Por qué? ¿Qué leyes químicas y físicas contradice? Al menos desde el punto de vista de la física de la materia condensada no lo hace y no es por ende implausible o imposible.

      • zetetic1500

        Doctor Cuántico, no me has dicho nada de tu afirmación demostrablemente falsa de la supuesta inexistencia de estudios doble ciego. Propramente se destruye y contradice con el post nuevo que has publicado, por que la existencia de meta análisis necesariamente implica tener estudios doble ciego.

      • Te reto a encontrar el sitio donde yo he afirmado literalmente que no hay estudios de doble ciego sobre la homeopatía. Si no eres capaz te rogaría una rectificación.

        Al parecer todo viene de este comentario que realicé en respuesta a Magufo y lo que hablo es de “estudio serio” y ya van no se cuantas veces que he dicho que serio no es un calificativo apropiado.

      • zetetic1500

        Fíjate bien, te cité cuando dices que no hay un solo estudio “serio”, me falto esa parte, pero ya sabes a que parte me refiero. Si entonces serio no es un calificativo apropiado, hay graves inconsistencia en todos los blogs seudoescépticos y comentarios que clara y ostentosamente dicen lo mismo que tu. Ahora sí, vamos a empezar qué es un estudio serio, qué autores dicen qué esto o lo otros es un estudio de tal tipo.

      • Mi definición de serio, para que quede claro, ya está en este post. De tratamientos homeopáticos no hay ninguno.

        Ahora, ¿dónde escribí yo que no había estudios doble ciego?, no te vayas por las ramas.

        Por otra parte, si hay inconsistencias en los blogs escépticos es problema de esos blogs y no mío. Bastante tengo yo con intentar evitar mis propias inconsistencias.

      • zetetic1500

        Vaya, ahora te enfocas en un punto al que ya te he dicho que me refiero a tu supuesto de la inexistencia de estudios doble ciego “serios”, te he comentado que he omitido la parte de serios por qué es vaga y no dice nada. No te desvíes, que todavía sigo sin ver esos estudios “serios”, ah no sí, espera lo que dice el Dr. Ernst, miembro del CSICOP.

      • zetetic1500

        El prejuicio confirma la norma seudoescéptica:

        “La homeopatía no funciona, no puede funcionar.”

        Fin de la discusión. Se feliz.

      • No es mía la frase lee bien el post.

      • zetetic1500

        Leo bien, gracias.

    • Lilith

      Animo a cualquiera a que me enseñe un artículo donde se demuestre en un ensayo INDEPENDIENTE, doble ciego, etc.. que la homeopatía funciona por encima del efecto placebo.

    • Magufo

      Respecto a los enlaces de Antonio son la misma jerga acientífica, amarillista y desinformadora para catalogar a la homeopatía de tontería. Creo que no vale la pena refutar cada uno de sus dichos y hechos.

      • Ahí te equivocas amiguete, tu no tienes que refutar nada, tienes que demostrar que la homeopatía funciona, pero resulta más fácil la huida hacía adelante.

      • Es antiguo el comentario de Magufo pero es curioso oír hablar de “jerga acientífica” a alguien que defiende algo tan claramente acientífico como la hoemopatía.

      • zetetic1500

        Tiene razón Newzealander, los homeópatas son quienes tienen que demostrar que la homeopatía funciona. Por regla de tres (gracias Fernando Frías), los seudoescépticos deben demostrar estas afirmaciones:

        10 Razones para no creer en la homeopatía:

        1. La primera afirmación Grr la demostró como falsa, Manuel la cambio.
        2. “El único estudio publicado (el famoso caso del Dr. Benveniste) resultó ser un fraude. “
        Me gustaría saber cómo saben que es el único estudio publicado, y qué proporcionaran la cita exacta de la demostración del fraude, no de los supuestos errores metodológicos del informe Maddox. Como dice el buen Truzzi, los seudoescépticos deben demostrar lo que dicen también.
        3. “El principio de similitud carece de base teórica y experimental”
        Esto sería grato.
        4. “No existe comparación contrastada sobre la efectividad de un tratamiento homeopático.”
        Habiendo estudios desde los años 80, comparando un tratamiento homeopático frente a un medicamento convencional aún se atreven a decir esto.

        Por el momento sólo cuatro puntos. En todos los comentarios leídos hasta el 819 nadie discute ni cuestiona los puntos de J.M. Todos los moderadores y ahijados de lacienciaysusdemonios se la pasan burlando de otros o censurando, cambiando enlaces o insultando. Y no me citen el monográfico del ARP o material del Círculo Escéptico, ya lo he leído todo.

      • zetetic1500

        Cómo se puede contactar a Luis Alfonso G. para probar mediante RMN las diferencias entre diluciones homeopáticas, no hablo de la basura del programa Escépticos, sino de mediciones serias, con método a doble ciego, y suficientes elementos para realizar un análisis estadístico. El Dr. Demangeat y otros estarían encantados de demostrar eso.

  6. Pingback: VIH y SIDA | Stargazer

  7. Pingback: Sigue siendo sólo agua | Stargazer

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s