Predicando con el ejemplo


El docto (es ironía), que no doctor, Rafael López Guerrero, tras sus bien merecidas vacaciones (¡cómo las echamos de menos!), ha retomado su habitual producción de posts en Starviewer. El año 2011 supuso una más que considerable erosión en su prestigio y credibilidad. Las cagadas en relación con el cometa Elenin y la relativa a los lens flare (con el envío masivo de fotografías por sus lectores) han hecho que más de uno de sus, hasta entonces, incondicionales le retirara su apoyo y que un gran número de personas racionales todavía tengan agujetas en los costados de tanto reirse. En esta nueva etapa (¿Starviewer 2.0?) el gurú de la Radiofrecuencia Cuántica Diferencial parece que abandona la astrofísica para dedicarse a publicar otras cosas más al alcance de su parroquia.

Me ha llamado la atención que varios de los posts del resucitado RLG tienen algo que ver con el “código abierto”. En concreto, en este post, Rafa habla de recursos open source y en su carta en abierto también se le llena la boca (o la pluma) con código abierto. Supongo que algunos de los lectores se estarán preguntando ¿qué es eso de código abierto?. Sin entrar en detalles, dado que hablar de código abierto no es el objeto del presente post, comentar que código abierto, en el ámbito de desarrollo software, es el software que se entrega con el código fuente. Disponer del código fuente no es baladí, permite que una persona con los suficientes conocimientos pueda arreglar partes de ese software que no funcionan, mejorarlo, modificarlo para sus necesidades o hacer otros trabajos derivados cosa que no se puede hacer (de forma sencilla) cuando no se tiene ese código fuente. Señalar que el que se disponga del código fuente no implica, de forma inmediata, que el software sea gratuito. Hay software de código abierto no gratuito como hay software de código no abierto que es gratuito.

Hasta aquí la disgresión sobre el software. Todos sabemos que Rafa no es desarrollador de software (aunque la Buxton University le haya otorgado, abonando la correspondiente tasa, el título de Doctor en Ingeniería Informática). Por lo tanto, podemos perdonarle las licencias en este campo.

El Título de Doctor en Ingeniería Informática de Rafa (Fuente: Conciencia y Evolución)

Sin embargo, si de una cosa presume Rafa (y figura en algunos de sus currícula) es de de haber desarrollado un protocolo de comunicaciones. Un protocolo de comunicaciones no es ni más ni menos que un conjunto de reglas que permiten o posibilitan el intercambio de información entre dos máquinas. El protocolo desarrollado por Rafa, que responde al acrónimo de WiRRSIP cuyo significado es:

WI (Inalámbrico y Convergente) RR (Receptor por Radio Frecuencias) S (Sistema de Sintonización-Emisión y Recepción) IP (Internet Protocol).

(Una duda que no soy capaz de aclarar es dónde está lo de convergente) Al parecer, el protocolo permite integrar prácticamente todo de forma automática en cualquier dispositivo y proporcionar acceso gratuito y universal a Internet por radio. Vamos, la octava maravilla. Lástima que muchos de los avances prácticos alrededor de ese protocolo hayan desaparacido junto con el famoso Instituto de Radiofrecuencia Cuántica Avanzada Internacional (IRCAI). Instituto cuyas siglas se parecen sospechosamente a la de la Escuela de Ingeniería de la Universidad (Jesuita) de Comillas (ICAI) y a través de la que Rafa pretendía introducirse en el lucrativo negocio de la venta de títulos.

Con esto llegamos al meollo de la cuestión planteada por este post y que no es otra que el protocolo WiRRSIP no es de “código abierto”. Sí, es cierto, Rafa, que defiende los desarrollos en código abierto, nunca ha publicado ni puesto a la disposición de la comunidad internacional la especificación de su protocolo. Rafa se guarda para él sólo, con un egoismo sin par en un ser de luz, la especificación de esa maravilla que nos permitiría navegar a altas velocidades por Internet a través de cualquier dispositivo y, no lo olvidemos, de forma gratuita. Sus acérrimos dirán que hace bien pero, que curioso, Internet es un entorno de protocolos abiertos.

¿Cuál es la realidad? La realidad es que el WIRRSIP es otra mentira más de RLG. Rafa ignora cómo funciona Internet y qué es un protocolo de comunicaciones. Para Internet, existe un organismo, IETF (Internet Engineering Task Force), que se encarga de la mejora continua de Internet, manteniendo todos los protocolos que conforman la red de redes y que permiten, entre otras cosas, que tu navegador pueda hacer que este post sea legible o que puedas ver un video de Youtube. La especificación de cada uno de esos protocolos está contenida en una serie de documentos conocidos como RFCs (Request For Comments – Solicitud de Comentarios). Si os fijáis el propio nombre de RFC para una explicación da idea del carácter abierto de Internet proporcionando al mundo las especificaciones para “solicitar comentarios” sobre las mismas.

Cualquiera (no hace falta ser ingeniero de telecomunicaciones) puede enviar una RFC al IETF. Si Rafa hubiera inventado algo que beneficiara a todo el mundo lo hubiera podido hacer así obteniendo difusión mundial para su protocolo y beneficiando a todos los usuarios de Internet. El pequeño problema es que el IETF revisa las RFCs y decide cuáles pasan a ser estándares de Internet. Las RFCs aceptadas se publican en este sitio (por ejemplo, ésta es la RFC 2616 que especifica el protocolo HTTP 1.1 a través del que tu navegador recibe los datos que componen esta página).

No os vayáis a creer que todas las RFCs son serias, normalmente cada 1 de abril (día de los inocentes en USA) el IETF lanza una RFC de broma y algunas son muy amenas (siempre que se entienda el inglés). Por ejemplo, el 1 de abril de 1998 se lanzó la RFC 2324 que especifica el “Hyper Text Coffee Pot Control Protocol (HTCPCP/1.0)” (protocolo de hipertexto de control de cafeteras). Sugiero, por lo tanto, que el próximo 1 de abril de 2012 Rafa envíe al IETF el RFC de su protocolo WiRRSIP. ¡A lo mejor consigue publicar un estándar!

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Charlatán, Mentiras, Rafael López-Guerrero

3 Respuestas a “Predicando con el ejemplo

  1. starviewerwatch

    Magnífico artículo, Stargazer. Espero que poco a poco se vaya desenmascarando a este impostor.

    Por cierto, ¿te atreverías a desgranar la fundamentación científica del último post, en el que hace vomitivamente la pelota a su presunto suegro, Juan Pardo? Si es que no te caes antes del pasmo… o de la risa.

    http://starviewer.wordpress.com/2012/01/25/el-corazon-del-hombre-es-como-un-sistema-solar-1985-recordando-a-los-que-lo-sintieron/

    Enhorabuena. Se te sigue y se te apoya.

    • Gracias starviewerwatch. Al fin y al cabo, si lo que se cuenta es cierto, es el suegro el que tiene la “viruta” así que RLG tiene bien claro a quién le tiene que hacer la pelota.

      Como anécdota contarte que la familia de Juan Pardo y la mía son del mismo pueblo (El Seijo en la ría de Ferrol) y mi abuela y la madre de Juan Pardo tenían un cierto parentesco. En mi familia, Juan Pardo era “o fillo da Aurelita”. Creo que el “suegro” de RLG tiene de tonto lo justo así que supongo que lo calará muy pronto.

      Ese post no merece ningún comentario. Lo que si me empieza a inquietar es que RLG se está metiendo en temas relacionados con la salud y creo que, en ese aspecto, tolerancia cero.

  2. “Ese post no merece ningún comentario”
    Definitivamente, cuando el entrevistador pregunta por la morada de dios es para “apaga la luz del estadio y vámonos”.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s