Evolución: la realidad de una teoría


En este período vacacional he aprovechado para culturizarme, es decir, leer. Me encantan los libros, los de verdad, de papel con sus páginas con números y todo eso pero he de reconocer que el libro electrónico es un gran invento. Te llevas de vacaciones un cacharrito donde te caben un montón de libros lo que permite a lectores aleatorios como yo, disfrutar de pasar de un libro a otro.

Esta última semana he aprovechado para recorrer dos libros, empecé con Why The Evolution Is True (Por qué la evolución es correcta) de Jerry A. Coyne y paralelicé esa lectura con On the Origin of Species by Means of Natural Selection (Sobre le origen de las especies por medio de la selección natural) de, por supuesto, Charles Darwin. Realmente se trata de dos libros altamente recomendables (ignoro si el primero está traducido al castellano). Coyne hace un magnífico trabajo que sirve para colocar a Darwin en el lugar que se merece y permitirnos contemplar la gran figura científica de Charles Darwin.

El genio de Darwin (y, para ser justos, de Alfred Rusell Wallace) no se encuentra en la idea de que las especies evolucionan, el evolucionismo ya existía antes de Darwin, sino en su propuesta de la selección natural como el mecanismo que proporciona una explicación plausible, alejada de conceptos religiosos, a la complejidad en el ámbito biológico. Darwin, al igual que hiciera Newton con la mecánica, casi dos siglos antes, despoja a la biología del concepto de finalidad. El revuelo causado por la obra de Darwin fue considerable, teniendo en cuenta que esa finalidad en la vida era uno de los argumentos de moda para dar soporte a la idea de dios. La polémica que causó la publicación de la obra de Darwin ha sido y es, desde entonces, considerable y quizás más en la cultura protestante (más apegada a la interpretación literal de la Biblia) que en la católica.

Pocas teorías científicas han sobrevivido a los más de 150 años que tiene la teoría de la evolución de Darwin y ésta ha sobrevivido debido a que no se ha encontrado un solo hecho o evidencia que la contradiga. El registro fósil, la distribución geográfica de las especies, la genética molecular, la teoría de la deriva continental, entre otros han ido, a lo largo de la historia, contribuyendo a consolidar la idea de la selección natural como motor de la evolución de las especies.

Muchas veces he podido leer que la teoría de la evolución no es más que una teoría empleando el término “teoría” como una hipótesis de entre varías igualmente plausibles. La evolución es una teoría científica esto es, un modelo que proporciona una explicación racional a hechos empíricos y que es falsable (por ejemplo, si se encontrara un registro fósil en un orden incorrecto la teoría quedaría invalidada) y que es capaz de hacer predicciones como, por ejemplo, la existencia de determinados fósiles con unas características específicas en regiones geográficas concretas (el propio Darwin predijo que, debido a la proximidad entre el hombre y los grandes primates, se encontrarían antepasados del hombre moderno en África). Estas dos características: falsabilidad y predicciones no caben en las teorías creacionistas.

Pero, en general, más allá de la errónea afirmación de que el hombre proviene del mono (lo que afirma la teoría es que el hombre y el mono tienen un antepasado común pero también existe un antepasado común entre el hombre y la sequoia) existe un desconocimiento fundamental de los principios sobre los que se basa la teoría de la evolución de las especies por la selección natural.

Pues bien, la complejidad biológica derivada del número y diversidad de especies distintas (unos 10 millones) existentes se puede expresar en una simple frase como que la vida en la tierra empezó a partir de una especie simple (posiblemente una molécula autorreplicante) que evolucionó de forma gradual a lo largo de los últimos tres mil quinientos millones de años dando lugar a la diversidad de especies actuales y que el mecanismo para la mayoría (no todos) de los cambios evolutivos es la selección natural.

De la frase anterior se extraen media docena de elementos clave que forman la base de la teoría de la evolución y que voy a describir brevemente a continuación.

El primer concepto a considerar es  el de evolución. La evolución implica que las especies existentes cambian a lo largo del tiempo. Las especies no son estáticas, invariables; las especies sufren cambios de forma natural que hacen que dos organismos separados por un número suficiente de generaciones sean fundamentalmente distintos. Hoy en día sabemos que esta evolución es debida a cambios o mutaciones en el ADN. Las especies que viven hoy en día no existían en el pasado y algunas especies que existían en el pasado ya no existen como tales hoy en día.

El segundo concepto a considerar es el que esa evolución es gradual. La evolución de las especies no se produce a saltos. Es necesario el paso de un número considerable de generaciones para que se produzcan las mutaciones que marcan la aparición de una nueva especie a partir de otra. La aparición del pico en las aves no es algo que apareciera de golpe es una evolución que tomó cientos o miles de generaciones para consolidarse. Este carácter gradual no implica que las distintas especies evolucionen al mismo ritmo.

Los siguientes dos conceptos son complementarios. Las especies comparten un antepasado común, esto es dos organismos pertenecientes a distintas especies comparten ciertas características que son heredadas de un ancestro común. Cuanto más alejadas estén las especies más hay que remontarse al pasado para encontrar ese antepasado común y más genéricas son las similitudes. Por ejemplo, entre la sequoia y el ser humano existe un antepasado común más lejano que en el caso del ser humano y el chimpancé. Por otra parte, la realidad de que hoy existen un gran número de especies distintas es la consecuencia del proceso de creación de especies  que es el resultado de la evolución. La creación de especies tiene como resultado la creación de grupos distintos de seres vivos que no pueden procrear entre ellos. Sin embargo, esta creación de especies no es algo universal. Existen especies que desaparecen y otras que han sobrevivido casi sin modificaciones centenares de millones de años. El proceso de creación de especies fue algo especialmente importante para Darwin y, de hecho, forma parte del título de su obra.

El siguiente pilar de la teoría de la evolución es, probablemente, la mayor aportación intelectual de Darwin y es la selección natural. Los individuos dentro de las especies son genéticamente diferentes y estas diferencias les hacen más o menos aptos para medrar en el entorno (nicho ecológico) en el que viven. Los más adaptados a dicho entorno tienen mayores posibilidades de reproducirse y, por lo tanto, de transmitir sus genes. Con el tiempo, la especie va cambiando para adaptarse mejor al entorno. La selección natural es un proceso tremendamente simple pero, como diría nuestro no-científico de cabecera, muy potente. Es un proceso que produce gran cantidad de errores y callejones sin salida y, por lo tanto, nada tiene que ver con un “diseño inteligente”. La selección natural no tiene como resultado la perfección sino la mejora de la especie.

Por último, la teoría contempla la existencia de otros mecanismos no selectivos que pueden causar un cambio evolutivo. Cambios aleatorios en los genes pueden causar que aparezcan, por ejemplo, individuos capaces de producir mayor número de descendientes y, por lo tanto, mayor probabilidad de que éstos se transmitan. Este cambio no sería un cambio selectivo en el sentido de que proporciona una mejor adaptación al medio.

De estos seis aspectos, la selección natural es, probablemente el más revolucionario y el más “ofensivo” desde el punto de vista de las creencias religiosas ya que proporciona una explicación puramente materialista al aparente diseño existente en la naturaleza haciendo del proceso evolutivo un proceso sin diseñador ni guía.

Feliz vuelta del verano.

26 comentarios

Archivado bajo Explicaciones

26 Respuestas a “Evolución: la realidad de una teoría

  1. FERNANDO NARAYANA

    Dado que según la Teoría de la Evolución los seres vivos han surgido por evolución natural, es lógico pensar que la Naturaleza haya hecho cosas infinitamente mas sencillas como son los artilugios puramente mecánicos; en consecuencia tiene que haber en algún lugar cosas como, por ejemplo, automóviles, locomotoras, aviones, ordenadores, edificios, etc, etc. Si alguien sabe algo acerca de hallazgos de este tipo me gustaría saberlo, porque tengo mucho interés por todo tipo de conocimientos.

    Si no se hubiera hallado nada de esto, entonces habría que reconocer que la Naturaleza obra de una manera muy extraña, de tal manera que solo realiza lo que es inmensamente difícil y se ve incapacitada para lo que es fácil.

    ¿Es posible este extraño comportamiento de la Naturaleza.?

    • Cuánto honor que un crank tan grande como Fernando Narayana se haya dejado caer por este modesto blog. Por si fuera poco, alguien que públicamente exhibiendo una arrogancia tan inmensa como su ignorancia se considera capaz de rebatir al propio Einstein plantea una trampa dialéctica. ¿A dónde quieres llegar?

      Por supuesto que no, no es lógico pensar que como resultado de la evolución tengan que haber aparecido artilugios mecánicos según tú más sencillos. Cualquiera puede darse cuenta que los artilugios que citas son el resultado de un esfuerzo de diseño y una construcción con una finalidad. Y aquí es donde chocaremos ¿verdad? ya que la naturaleza, las especies existentes no son el producto de un diseño ni tienen un propósito o finalidad. Diseño y finalidad son precisamende dos conceptos que no necesita y, por lo tanto, son ajenos a la teoría de la evolución.

      Tu razonamiento no es más una trampa dialéctica. La naturaleza no tiene un comportamiento extraño. No se puede comparar el resultado de miles de millones de años de selección natural con el producto de una tecnología de unos cientos de años. Del hecho de que las especies actuales sean el resultado de un proceso evolutivo a partir de un ancestro común basado en la selección natural y que ha tenido lugar durante miles de millones de años no puede extraerse, para nada, como consecuencia lógica que el mismo proceso tuviera que dar lugar, de forma ineludible, a “artilugios puramente mecánicos”.

      Todas los organismos vivos comparten rasgos comunes. Cuanto más próximas (en el aspecto evolutivo) son las especies más rasgos comparten. En último término, todos los seres vivos tenemos una serie de rasgos comunes básicos que sustentan la idea de un ancestro común, entre otros, algunos de los compuestos químicos que constituyen nuestra materia y una serie de procesos bioquímicos. Tanto una bacteria como un ser humano, como un elefante o una sequoia obtienen energía a partir de azúcares empleando un mecanismo conocido como ciclo de Krebs cosa que no puede decirse de locomotoras, ordenadores y otros artefactos que no comparten ni componentes ni procesos.

      La naturaleza puede ser desconocida pero su comportamiento no es extraño.

      Encantado de que te dejes caer por aquí pero te adelanto que no tengo ninguna intención de entrar a debatir contigo, entre otras cosas porque es una absoluta pérdida de tiempo. Sigue explotando tu antisemitismo y anticientifismo y ojalá aprendas algo.

      • Muy buen post, excelente contestación y dudo mucho que Nano tenga ningún interés en aprender

      • Gracias New Zealander. Me siento muy orgulloso de que Narayana se digne a comentar en este blog. Le da caché. Ya sólo falta que aparezcan valdeande y Rafa para completar el zoo.

        Saludos.

  2. Ay…cuanto daño esta haciendo el “Canal Historia” que debería llamarse “Canal Magufo”, mucho más adecuado a sus contenidos que dan pábulo a que listos como este Narayana crean redescubrir la pólvora.

  3. FERNANDO NARAYANA

    Yo esperaba encontrar aquí alguna clave para desentrañar este misterio pero veo que tengo que seguir buscando y buscando para ver si encuentro alguna alma caritativa que se digne alimentar mi sed de saber con razonamientos lógicos, porque de letanías científicas totalmente inútiles para explicar los hechos estoy saturado.

    Me ha gustado mucho eso que dices de que

    “Tu razonamiento no es mas que una trampa dialéctica. La naturaleza no tiene un comportamiento extraño. No se puede comparar el resultado de miles de millones de años de selección natural con el producto de una tecnología de unos cientos de años”,

    porque ello apoya plenamente lo que yo estoy diciendo. Si ha estado trabajando en el tema de la evolución durante miles de millones de años, es lógico que la Naturaleza haya hecho cosas que solo lleva el desarrollarlas unos cientos de años, a no ser que esté muy mal de la cabeza. Así, pues, esos artilugios mecánicos hechos por la Naturaleza tienen que existir por alguna parte; es mas, yo creo que lo que hay que ir pregonando a todo el mundo es que, según la ciencia, todo tipo de artilugio que veamos ha sido creado por evolución natural, menos cuando se pueda demostrar lo contrario. Está claro que cuando hayamos visto la creación de un determinado artilugio, un automóvil, por ejemplo, a través de su cadena de montaje, entonces en ese caso no podremos declararle como producto de la evolución natural porque está claro donde se ha creado, pero en los demás casos en los que no hayamos presenciado los hechos habrá que aceptar que ha sido por evolución natural; de esta manera estaremos en armonía con las enseñanzas de la sapientísima ciencia oficial.

    ¡ Señores, vengan y vean lo que dice la ciencia !. O sea que detrás de los artilugios mecánicos hay un diseño y finalidad, pero detrás de algo infinitamente mas complejo que eso como un ser vivo no hay diseño ni finalidad, y no lo hay porque resulta que las partes que lo componen se han ido tropezando unas con otras y al cabo de millones de años ha dado como resultado un ser humano, en otras ocasiones un elefante, en otras un microbio… .

    Indudablemente, el planeta Tierra es la loquería del Cosmos; lo que ocurre es que no lo son todos los que están y esto crea conflictos.

    Sería de desear la existencia de un lugar común, donde se pudieran exponer con total libertad lo que dice una y otra parte en relación con esto y otras lindezas que dice la ciencia. El problema es que si alguien crease ese lugar, los sapientísimos científicos no acudirían, porque solo acuden a aquellos púlpitos en los saben que tienen asegurada la mudez del personal debido a un estado de devoción y sumisión de tipo cataléptico.

    Tengo amplia experiencia de lo que digo, ya que en – retoalaciencia.blogspot.com – donde expongo ampliamente informaciones de diversas fuentes acerca de La estafa de Einstein, no han podido rebatir nada de lo expuesto, y lo mismo ha ocurrido con otras estafas de la ciencia. Todo lo mas que han podido hacer es hacer que hacen, enviándome a libros y mas libros, pero sin poder concretar nada en ningún caso; en otros casos han empezado a decir cosas pero han desaparecido en cuanto les he hecho determinadas preguntas.

    Esta ciencia oficial es muy eficiente siempre que no actúe en términos científicos sino tecnológicos, y es que en tecnología no se pueden cometer errores y ganar dinero con ello, mientras que en ciencia el error es el fundamento imprescindible para seguir funcionando porque el que paga irremediablemente es el ciudadano, y esto no tiene solución en la actual situación política del mundo, así es que los profesionales del disparate, hábilmente camuflados de sabios, tienen asegurado “per sécula” su puesto de trabajo.

    Si alguien opina lo contrario, lo que debe hacer es abrir ese sitio que digo para que se puedan contrastar las opiniones.

  4. Lo que no se puede pretender es que los científicos pierdan el tiempo en rebatir idioteces planteadas por personajes que no tienen la más mínima cualificación ni conocimiento.

    Si tu tienes evidencias de que la teoría de la evolución (que es un hecho) no es válida no tienes más que exponerlas. Claro que, probablemente, te exigirán cualificaciones de las que careces.

    Te vuelvo a repetir que la evolución no tiene un propósito, no tiene una finalidad y que las especies actuales son el resultado de un proceso evolutivo a partir de un ancestro común que ha tomado miles de millones de años. Una de las cosas que los cranks como tú son incapaces de comprender es la magnitud del tiempo que suponen 3.500 millones de años

    Por otra parte, la sencillez de la que tanto hablas suele ser un objetivo de diseño. Los seres vivos tienen una serie de rasgos (traits en inglés) que son el resultado de evoluciones de otros rasgos distintos y que, por lo tanto, no tienen por qué ser sencillos simplemente tienen que cubrir, de la mejor forma posible, una misión para la que se han adaptado a partir de otros rasgos.

    ¿Por qué una ballena conserva vestigios de una pélvis y extremidades inferiores que le son absolutamente inútiles? Muy sencillo por que una ballena es el resultado de la evolución de un animal terrestre. Si fuera el resultado de un diseño “inteligente” ¿no sería más inteligente el haberse olvidado de la pélvis y extremidades inferiores vestigiales?. Se hubiera ahorrado material y se hubiera ganado en sencillez.

    Si los peces fueran el resultado de una creación y no de una evolución ¿por qué no dotarlos de hélices directamente? o quizás ¿es el creador menos inteligente que los ingenieros humanos ya que no diseñó un elemento tan eficiente para desplazarse en el agua? Claro, la voluntad del señor es inescrutable.

    Existen miles de evidencias que soportan la teoría de la evolución, existen cientos de predicciones realizadas bajo el marco de dicha teoría que se han demostrado ciertas y no existe UNA SOLA EVIDENCIA que haya podido negarla. Si la hubiera ya se hubieran dado prisa en esgrimirla los creacionistas.

    En cuanto a las ridiculeces que difundes a través de tu sitio web, lo único que demuestran es que tienes la desvergüenza de pretender compararte y ponerte en el mismo plano de igualdad de gente que no sólo tienen unos conocimientos y cualificaciones que los hacen incomparablemente mejores que tú no sólo desde el punto de vista del conocimiento sino desde el punto de vista humano.

    Ni tu sitio ni tu son un reto a la ciencia. Tu sitio es uno de los peores insultos a la inteligencia que existen en Internet. En el caso de Rafa al menos se sabe que quiere sacarle pasta al asunto, en tu caso ¿cuál es el propósito?

    Fernando eres una mentira completa, no tienes ni idea de lo que hablas ni reunes la mínima cualificación para hablar de ello. Lanzas desprecio contra la ciencia y la ciencia no son los tres científicos que tu limitado conocimiento abarca sino los cientos de miles de científicos que hacen avanzar la ciencia, los cientos de miles de científicos que forman a generaciones de seres humanos y los cientos de miles de personas que contribuyen a mejorar el nivel de vida de la humanidad. A esos es a los que desprecias de modo miserable al considerar que ellos son parte de un engaño orquestado a toda la humanidad. Y aún encima pretendes que alguien pierda el tiempo debatiendo tus absurdas teorías. Los crackpots como tu son un auténtico cáncer.

    La última falacia que arrojas es la relativa a la tecnología porque eres lo suficientemente listo como para saber que la gente no es tonta, que día a dia utiliza aplicaciones prácticas de esa ciencia a la que pretendes denostar. El GPS es una aplicación tecnológica de la teoría de la relatividad, los abonos minerales que permiten que se produzcan alimentos para sostener a la población mundial son el resultado de investigación científica en nutrición vegetal, la transmisión de datos es el resultado de la aplicación práctica de la teoría electromagnética, los antibióticos y medicamentos son el resultado de investigación científica médica.

    Frente a todos esos hechos existe una serie de gente como tú que se dedican a intentar ensuciar la ciencia. Simplemente recordarte Fernando que uno de los objetivos de este sitio es dejar en evidencia a crackpots como tú.

  5. FERNANDO NARAYANA

    No sabes bien cuanto me agrada saber que soy un auténtico cáncer, aunque comprendo que no lo entenderás porque la ciencia ignora lo que es un cáncer : un cáncer es una defensa contra un ataque, contra una degradación del organismo, y si cesa el ataque cesa la defensa, cesa el cáncer, cosa que puedo demostrar. Así, pues, yo soy una defensa natural contra la inmensa degradación a la que ha llegado la ciencia actualmente. El problema que existe para que la ciudadanía comprenda esta situación es que se la ha hecho creer que la tecnología avanzada procede de la ciencia, y esto no es cierto porque esa tecnología procede de la tecnología y gran parte de la ciencia no es mas que tecnología. Yo respecto de la tecnología no tengo nada que objetar y si mucho que alabar, pero ya te digo que esta procede de si misma. En el terreno de la ciencia, que es la búsqueda de la esencia de los fenómenos o la búsqueda de la verdad de los fenómenos de la naturaleza, la ciencia no es mas que un costosísimo circo montado para impedir el progreso de la humanidad, para lo cual tienen que hacer creer que la tecnología procede de la ciencia.

    Decía el famoso filósofo y matemático Oswald Spengler que la ciencia era una gigantesca maquinaria para la elaboración de hipótesis, con las cuales reemplazar las hipótesis anteriormente fabricadas. Eso era antes, hacia los años veinte o treinta; ahora es, además de eso, una gigantesca maquinaria para dilapidar el dinero de los ciudadanos y hacer creer que se avanza cuando en realidad se retrocede a niveles de ignorancia supremos respecto a la naturaleza de la realidad.

    En el terreno de la ciencia no hay una derecha y el que no lo crea así no tiene mas que explicar sus razones en mi blog, replicando a lo que se ha expuesto en él, y que en gran parte es una recopilación de lo que han dicho diversos científicos, pero ya comprendo que Sus Eminencias no pueden perder el tiempo en explicar su verdad. Si no pueden perder el tiempo en un sitio así, ¿porque dices entonces que soy un cáncer?. Cuando alguien dice de algún asunto nada mas que tonterías no puede ser en modo alguno un cáncer, pero parece ser que lo soy para esa ciencia degradante y dilapidadora de caudales públicos, al yo exponer detalladamente gigantescos disparates de esa ciencia, altamente perturbadores para la sociedad que lo ignoraba y que ahora puede comprenderlo porque está escrito en un lenguaje para que lo entienda todo el mundo. Vosotros en cambio enseguida os metéis en complejísimos cálculos matemáticos con el fin de que no puedan comprender nada y hacer creer que la cosa es complicada y solo está alcance de mentes privilegiadas y así montar una inexpugnable defensa y bloqueo. Está claro que tenéis que montar un bloqueo para que el personal no se aperciba de que vuestro Dios Einstein y demás santones y devotos de esa ciencia, no son otra cosa que los tejedores del cuento de Andersen “El traje nuevo del Emperador”.

    El día que esos devotos sean liberados de su obligada devoción actual de liar las cosas al mas alto nivel, se dedicaran a realizar cosas a favor de la humanidad, y la humanidad vivirá una era de gran esplendor.

    Te invito a visitar mi nuevo artículo que no se cuando lo pondré pero si se el título y es este : “BIG-BANG Y CRETINISMO”.

    ¿ Sería mucho favor pedirte que lo leyeras y después expusieras tus divergencias, o es mucho pedirte?.
    Seguro que no os dignaréis a ayudarme a encontrar el buen camino.
    ¡¡ Entonces os negáis a tratar de curar un cáncer !! .
    Eso es algo que yo nunca haría, doctor.

    • Fernando para mí existen dos tipos de pseudocientíficos:

      a) Aquellos que realmente se creen lo que predican y, realmente están convencidos de que saben más que nadie y son cruzados en busca de un reconocimiento por parte de la humanidad de su propia genialidad.

      b) Los caraduras que saben que no tienen ni idea y lo que pretenden es sacarle un rédito a las tonterías que predican. Ojo, ese rédito no tiene por que ser económico.

      Tengo muy claro que Rafa está en la categoría b y creo que tú te encuentras en la categoría a.

      Desde el punto de vista puramente de la razón ambos están equivocados y sus teorías son absurdas. Sin embargo los de la categoría b cuando se ven descubiertos desaparecen con vergüenza o cambian de registro.

      Con los de la categoría a es imposible establecer un debate o discutir ideas porque están frecuentemente cerrados a cualquier cosa que no sea asentir a sus absurdas hipótesis.

      Ahora te respondo, ya he perdido bastantes minutos de mi vida leyendo lo que posteas en tu blog y no tengo la intención de perder ni uno más así que no, no voy a exponer mis divergencias. De hecho no tengo intención de leer tu post.

      Es más, desde tu inconmensurable saber y capaciedad y a partir de las innumerables pruebas que acumulas sobre los engaños de la ciencia oficial a la humanidad desde Aristóteles (por lo menos) ya podrás anticipar cuál es mí postura.

      Tengo que disculparme porque mi contestación a tu comentario anterior se salió de los límites de lo razonable en cuanto al tono. No quiero que sirva de excusa pero leí tu contestación en un mal momento personal y me dejé llevar por la ira. Intentaré que no vuelva a suceder.

      Creo firmemente que te encuentras en la categoría (a) de las anteriores y espero que encuentres la ayuda necesaria. Lo siento, queda fuera de mi capacidad el debatir con alguien que domina todo, absolutamente todos los campos del conocimiento humano yo soy mucho más limitado y no puedo enseñarte nada.

      No lo quiera la providencia pero si algún día te tienes que someter a una operación quirúrgica recuerda que Pasteur (que era químico) contribuyó a engañar a toda la humanidad al estudiar los microorganismos y los métodos de esterilización. Fleming (científico oficial) nos engañó a todos descubriendo la Penicilina y evitó miles de muertes por infecciones y von Liebig (químico alemán) se inventó la teoría de la nutrición mineral de los vegetales (que sabemos que es una patraña) abriendo el campo para el desarrollo de abonos artificiales que permiten alimentar a una población de siete mil millones de personas. Esos tres ejemplos son sólo una pequeña muestra de lo que día a día han hecho y hacen centenas de miles de científicos en todo el mundo. Son esos los que están equivocados, que mienten y engañan que se han montado un sistema para sacar el dinero y a los que tú, en tu infinita arrogancia, pretendes equipararte y a los que los crackpots como tú menosprecian con cada letra que juntáis.

      Fernando, cuando quieras comenta sobre los posts pero tu filosofía de ataque a la ciencia y defensa del oscurantismo no es bienvenida en este sitio. Si te he ofendido con la respuesta anterior lo siento, intentaré que no vuelva a pasar.

  6. Pingback: El argumento de incredulidad | Stargazer

  7. FERNANDO NARAYANA

    PASTEUR – FLEMING – LIEBIG

    Me has puesto como ejemplo a estos tres investigadores; pues muy bien, voy a hablar de los tres en otro momento y ya verás como los tres solo han servido para hacer grandes negocios con el resultado de sus investigaciones, a la vez que han resultado destructivos para la humanidad. Esto mismo ocurre con cualquier otro que me propongas porque sucede que el amo de esta granja, de la granja humana, es el que tiene el mando del control del amplificador y solo amplifica a aquellos con los que se puede crear mas lío y follón en la humanidad y mas gigantesco negocio para grandes y destructivas empresas, mientras que a los que hacen algo verdaderamente benéfico para la humanidad les cierra el amplificador y solo puede escucharles el que está al lado; por eso hay que ir buscando entre los proscritos, lo cual no es fácil por esa razón : porque están proscritos.

    Esto solo se puede comprender cuando uno se percata, al cabo de muchísimos años de búsqueda, de que nuestro mundo es un infierno y por ello quien manda en él solo apoya a lo que puede mantener y acrecentar la categoría de este infierno . Como tu no te has debido percatar de ello entonces estas a años luz de poderme entender, aunque yo entiendo todo lo que tu dices porque yo ya he pasado por ello y hace ya tiempo que lo abandoné.

    Será imposible entendernos pero creo que será muy útil las informaciones de ambas partes para que el lector tenga adecuada información de ambas y saque las conclusiones pertinentes. Solo así, exponiendo cada parte lo que piensa, se puede decir que en lo que hacemos existe racionalidad, libertad y dignidad, y me figuro que apreciarás estas tres cosas.

    Aparte de esto quiero decirte que yo no soy de ninguna religión existente aunque no tengo inconveniente en escucharlas, ni apoyo ningún tipo de Dios convencional; lo que si apoyo es la existencia de una inteligencia creadora desconocida. Como pedía Timothy Leary yo soy creador de mi propia religión sin haberme enterado de que lo decía.

    Mi única religión es la Religión Personal de la Ciencia de la Totalidad Trascendente, de la cual soy investigador. Entiendo por religión la búsqueda o religamiento con el estado original, que es lo mismo que tratar de reparar un aparato para llevarle a su estado original de funcionamiento.

    • mapuche2010

      “Será imposible entendernos pero creo que será muy útil las informaciones de ambas partes para que el lector tenga adecuada información de ambas y saque las conclusiones pertinentes.”

      Exacto, y del cruce de información entre el dotor y usted, lo que he sacado en claro es que, en mi vida había oído tantas memeces en tan poco espacio y dichas por la misma persona. Habla usted de cosas que no entiende, como el “cancer”, con una frivolidad temeraria, como solo un loco o un ignorante podría hacerlo. Ya solo le falta añadir las tonterías consabidas de la galaxia conspiranoica: que si estamos en “Matrix” que si “el cancer lo curo yo en dos patadas con bicarbonato o agua marina…” en fin. Y luego se despacha con que le alegra ser un cancer para la ciencia. Desde luego su presuntuosidad no tiene limites; sin embargo se equivoca de medio a medio, porque la alegoría del dotorquantico, por generosa, es exagerada. Usted nunca será un cancer para la ciencia; usted, como mucho, será a la ciencia, lo que un piojo al hombre.

  8. FERNANDO NARAYANA

    Mapuche2010
    El odio te nubla la visión. Cuando he mencionado lo del cáncer era contestando a la alusión y lo que he dicho es que si, que soy un cáncer en el sentido que yo doy al cáncer de que es una defensa contra una intoxicación y degradación del organismo, y lo que yo hago es una defensa contra lo que creo que es una degradación en la ciencia. Tu no has comprendido esta visión y has creído que me tomo actualmente por algo peligroso para la ciencia. No obstante, esto está empezando, y yo de las cosas pequeñas no me reiría nunca porque una cosa pequeña como una semilla puede dar origen a un bosque y una cosa también muy pequeña como una chispa puede acabar con él.

  9. Fernando, Mapuche y yo mismo dotorqantico, si queremos seguir con el tiroteo nos vamos a Dodge City. O los comentarios se ajustan al objeto del post o saco la tijera.

    Ustedes mismos (y yo, por supuesto).

    • mapuche2010

      …sus ordenes dotor… pero me sabe mal no poder contestar a un rebuzno…por lo menos, con otro.

      • Mapuche mientras los argumentos estén dentro de lo racional no me importa un poco de incandescencia en las discusiones.

        Es difícil discutir con determinada gente que, como decía Sagan, tienen la necesidad de creer. Al final si se les da mucha cera acaban trolleando y es molesto para el resto de lectores.

        Gracias por tu comprensión.

      • Mapuche, discutir sobre creencias y fes con apóstoles no lleva a ningún sitio

  10. FERNANDO NARAYANA

    Dotor
    Dime, por favor, cual es el motivo, respecto a lo que he escrito, para que hayas dicho eso, porque no se donde esta tu razón para haberme incluido a mi, a no ser que lo que quieras es desear cortar antes de pueda escribir lo que voy a decir sobre esto que me has planteado.

    • Fernando, no quiero que esto se convierta en un debate cargado de personalismos. El primero que empezó en esa línea he sido yo y lo lamento pero no quiero que vaya más lejos.

      Si tienes comentarios concretos sobre lo que he escrito en el artículo adelante, escribelos. Si nos vamos a ir por las ramas de generalidades vamos a acabar donde empezamos.

      Fernando, si pretendes hablar de astrología (todavía no lo has hecho) de tus teorías de Matrix, etc. este no es el sitio. ¿Queda claro?

      Por favor, las cuestiones y los comentarios concretos y al punto.

  11. FERNANDO NARAYANA

    ¿Como puedes pensar que quiero hablar de astrología y de Matrix?. Yo no me disipo en absoluto. Tengo bien claro el tema que aquí se trata y es de lo que voy a tratar, el cual yo tenía ya muy visto quizá antes de que tu nacieses, pero antes de tratar del tema que has propuesto me gustaría que escuchases a un buen muchacho que es de sangre azul, de la que gusta a la ciencia, porque ya se que se no se puede hacer caso a un plebeyo, pero este tiene sangre azul y como era de muy buena calidad le dieron el premio Nobel de Física en 1984. Todavía le queda muchas sopas por comer, pero como es muy aplicado llegará lejos.
    .
    El muchacho se llama Carlo Rubbia y me dice que os diga lo siguiente :
    “Cuando observamos la naturaleza quedamos siempre impresionados por su belleza, su orden, su coherencia (…). No puedo creer que todos estos fenómenos, que se unen como perfectos engranajes, puedan ser resultado de una fluctuación estadística, o una combinación del azar. Hay, evidentemente, algo o alguien haciendo las cosas como son. Vemos los efectos de esa presencia, pero no la presencia misma. Es este el punto en que la ciencia se acerca más a lo que yo llamo religión”.

    http://www.econciencia.org/index.php/ciencias-exactas-y-naturales/fisica/otras-especialidades-de-la-fisica.html

    Por otra parte os sugiero que leáis el ultimo comentario que he hecho en – retoalaciencia.blogspot.com – con el título de “científico decente y valiente”

    • Ignoro si Carlo Rubbia es creyente. Me consta que es miembro de la academia pontificia de ciencias. Lo que si se es que es científico y de los buenos. Su trayectoria demuestra que sus creencias religiosas (de tenerlas) no afectan a su trabajo científico. Recordemos que particpó en el descubrimiento de los bosones Z y W (probablemente el mayor avance de la física antes del reciente descubrimiento del bosón de Higgs).

      Ignoro, asimismo, el contexto en el que hizo las declaraciones de las que hablas puesto que hay bastantes referencias suyas en contra del creacionismo. Quizás otro punto en el que discrepo con Rubbia es en el efecto del dióxido de carbono sobre el calentamiento global pero bueno, es algo que hay que investigar.

      Mi padre es doctor en ciencias químicas y creyente y es mil veces mejor científico de lo que yo puedo llegar a ser. Mi madre es doctora en ciencias químicas y creyente ¿y qué? ¿Qué tiene que ver el que sean creyentes con la realidad de la teoría de la evolución? Respeto, aunque no comparto, sus creencias.

      Incluso la teoría de la evolución está admitida (no sin ciertos asteriscos) por la Iglesia Católica que, en honor a la verdad, la cuestiona mucho menos que los protestantes más dados estos últimos a la interpretación literal de la biblia.

      Ni la teoría de la evolución puede demostrar la inexistencia de dios ni ninguna religión puede demostrar que la teoría de la evolución sea inválida. Esta es la realidad. La teoría de la evolución es un modelo que proporciona una explicación al origen de la vida y a la existencia de la diversidad de especies en la actualidad. Puede que sea correcta o que haya modelos mejores pero eso sólo lo dirá el tiempo y las pruebas empíricas.

      Por cierto, me encanta que cites a Rubbia porque es uno de los premios Nobel de física más próximos a España ya que, hasta donde yo se, es asesor del CIEMAT donde trabajan varios antiguos compañeros míos de carrera y, además, me voy a aprovechar de Rubbia para tocarte los cojones un poquito.

      Supongo que sabrás que Rubbia era el jefe de uno de los equipos (Icarus) que repasó el resultado del experimento OPERA (si hombre, el de los neutrinos hiperlumínicos que invalidaba la teoría de la relatividad) y su equipo fue el que descubrió los errores experimentales. La exclamación de Rubbia en la rueda de prensa cuando presentó los errores del experimento fue:

      “I’m not displeased that Einstein was right again,”

      que podría traducirse como

      “No me disgusta que Einstein esté, de nuevo, en lo cierto”

      Coincidirás conmigo en que Rubbia no parece tener objeciones importantes a la teoría de la relatividad ¿verdad?

      En cuanto a lo de la edad, no sé que edad tienes, pero cuando yo nací Higgs no había postulado todavía la existencia de su famoso (y comprobado empíricamente por la ciencia) bosón así que debes ser bastante tarra.

  12. mapuche2010

    El problema es que esta gente se agarra a un clavo ardiendo, y en cuanto leen una frase fuera de contexto estallan: “¡¡ya lo tengo!!” sin preocuparse de indagar más en el asunto. Ni se molestan, no ya en estudiar, sino en adquirir unos conocimientos más o menos un poco por encima de lo básico, de lo que están discutiendo. Ni conocen la Teoría de la Evolución, ni les importa; en realidad, yo creo, que ni siquiera están en el meollo de ese engendro que llaman “creacionismo” y que, en un pobre intento de ponerse al día, derivó hacia el llamado “diseño inteligente”. O como ese especial empeño que tienen otros, tan socorrido, de aludir a la supuestas creencias religiosas de Einstein, como si tal cosa significase algo y debiera importarnos poco más que una higa lo que un científico haga los domingos.

  13. Raul

    Hola amigos:
    No sé si es un poco tarde para seguir este hilo…

    He de añadir que dentro de mi experiencia he podido llegar a la conclusión que, aunque la Teoría de la Evolución es real y cierta, no explica todas las características que habría de esperar para que una Teoría llegue a ser ley (y no lo es).
    Me explico: Cierto es que la selección natural es un hecho irrefutable, al igual que el registro fósil y la convergencia adaptativa (que me gusta mucho para ilustrar muy didacticamente la Teoría de Darwin).

    Pero no debemos olvidar que en la Teoría hay puntos oscuros que todavía quedan sin respuesta: en la química prebiótica, por ejemplo, o en los primeros pasos de evolución celular simple, en la explosiones de biodiversidad, etc. En todos ellos hay callejones sin salida que, con el tiempo, puede que se solucionen o no.

    Con esto no quiero entrar en debates creacionistas/evolucionistas… bueno, un buen debate de esta índole con una buena bebida en la mano puede ser muy divertido.

    En fin, sólo quería decir que siempre he querido creer que la madre de la ciencia es la imaginación… Por supuesto que después tienes la obligación de demostrar los argumentos correctamente y evitar, a toda costa, caer en el dogmatismo. Creo que sería muy sano pensar en todas las posibilidades posibles e ir eliminando las falsas, y si eso nos lleva a negar cualquier hipótesis pues estupendo y ya sabremos algo más.

    No creo que sea malo que, desde la honestidad (esto es indispensable), una persona trate de rellenar puntos oscuros con otras teorías (por trasnochadas que puedan parecer) con la obligación, insisto, de demostrarlas sin creerselas “porque sí”. Y si después hay que aceptar que nos hemos equivocado pues se acepta con elegancia.

  14. Pingback: Mr. Cuántico y el diseño inteligente | Stargazer

  15. Pingback: Un ejemplo de pseudociencia: el diseño inteligente | Stargazer

  16. Pingback: Un Pedro Picapiedra de cuatro metros | Stargazer

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s