Joan Oró i Florensa (1923–2004)


La recerca bàsica i aplicada ens proporciona eficiència i competitivitat.

La recerca és la base del progrés. Un país avançat i que tingui visió de futur no es pot permetre el luxe de no fomentar la recerca científica i el desenvolupament tecnològic.

La investigación básica y aplicada nos proporciona eficiencia y competitividad.

La investigación es la base del progreso. Un país avanzado que tenga visión de futuro no puede permitirse el lujo de no fomentar la investigación científica y el desarrollo tecnológico.

— Dr. Joan Oró

Si a cualquier interlocutor le preguntáramos la nacionalidad de un científico que investigó los orígenes de la vida, fue profesor en importantes instituciones en EE.UU., propuso la teoría de la panspermia, participó en las misiones científicas asociadas a los programas Apolo y Viking de la NASA, demostró que la producción de CO2 en los experimentos realizados en Marte no era debida a la existencia de vida, promovió la investigación astrofísica en su país natal y fue candidato a premios Nobel lo más probable es que nos dijera que su procedencia era de cualquier país excepto España.

En el post anterior, dedicado a los bioquímicos Oparin y Miller, hice una pequeña referencia, al final del mismo, a un investigador catalán, el químico Joan Oró. Esta referencia fue resaltada por dos comentaristas habituales en este blog (NewZealander y Josep) y con razón, no es el nuestro un país pródigo en científicos ni ha tenido la suerte de tener gobiernos que se apliquen y hagan caso de las sabias frases del Dr. Oró que abren este post. Al tratarse de un científico de prestigio y relativamente desconocido en nuestro propio ámbito me he decidido a dedicarle un post.

Joan Oró i Florensa nace en Lleida el 26 de octubre de 1923 en el seno de una familia emprendedora. Joan es el quinto y único varón de la pareja formada por Joan Oró y María Florensa que regentan, en la capital ilerdense, un negocio de panadería. Joan Oró estudia la educación primaria en el colegio de los Maristas en Lleida y comienza la educación secundaria en el Instituto de Enseñanza Secundaria de Lleida. La educación secundaria en el ambiente laico de la II República Española despierta el escepticismo en el joven Joan que busca respuestas a cuestiones clave de la vida para las que, la enseñanza primaria en la institución religiosa de los Hermanos Maristas, sólo proporciona el catecismo. Joan se vuelve un lector acérrimo busca las respuestas en los libros (Schopenhauer, Flammarion, Darwin , Haeckel, …)  y, de esta forma, se forja un carácter autodidacta que mantendría durante toda su vida. La Guerra Civil interrumpe sus estudios de bachillerato que finaliza en 1942. La atracción por la biología hace que tome la decisión de abandonar Lleida y seguir su formación científica frente a la más prudente de quedarse a regentar el negocio familiar.

De esta forma, el joven Joan se matricula en la carrera de Química en la Universidad de Barcelona en el curso 1942/43. Su objetivo es desentrañar los misterios del origen de la vida. Las dificultades del estudio universitario en la postguerra española son superadas con éxito por Joan que obtiene su licenciatura en 1947.

Una vez finalizada su carrera, Joan que tenía en mente casarse con su novia, Francesca Forteza, se decide por la aplicación práctica de sus conocimientos y, con el espíritu emprendedor que le caracteriza, monta distintas iniciativas industriales: en primer lugar una fábrica de jabón y, a continuación, la producción de ácido mandélico para la industria farmacéutica. Sin embargo, estos negocios no son rentables y Joan, ya casado y con hijos, se enfrenta a una de las encrucijadas de su vida: hacerse cargo del negocio familiar o emigrar para seguir dedicándose a la ciencia.

Joan escribe a varias docenas de universidades de EE.UU. solicitando información sobre la posibilidad de cursar estudios de postgrado en ingeniería química o bioquímica y solicitando becas para cursar esos estudios. Cuatro universidades le responden y toma la decisión de emigrar y matricularse en estudios de ingeniería química en el Rice Institute de Houston (Texas). De esta forma, en agosto de 1952, Joan Oró pone sus pies en Houston para comenzar su especialización en ingeniería química. Sin embargo, a los pocos meses, se encuentra con Donald Rappoport, profesor de Bioquímica en el Baylor College of Medicine de Houston y que necesitaba un estudiante de doctorado para que le ayude en sus investigaciones sobre metabolismo. Rappoport le ofrece una beca y Oró deja su doctorado en ingeniería química y aborda el desarrollo de su tesis en Bioquímica.

Oró finaliza el trabajo experimental de su tesis en 1955 y aunque está preparado para defenderla ese mismo año, el decano de la facultad le dice que retrase la defensa hasta 1956 dado que le parecía que era poco tiempo para una tesis doctoral y no quería dar la impresión de que en esa facultad se regalaban los doctorados. Paralelamente comenzó a dar clases en el Departamento de Química de la Universidad de Houston. Lee la tesis en 1956 y comienza a trabajar como profesor asistente en la Universidad de Houston. En 1957 obtiene la residencia permanente en estados unidos y, por primera vez en cinco años, regresa a Lleida para reunirse con su mujer y sus hijos y llevarlos a Estados Unidos.

De vuelta en Houston, retomará su carrera docente en la Universidad de Houston como profesor asociado desde 1958 a 1963 y como profesor titular a partir de 1963. Es durante esta época cuando logra su mayor avance en el ámbito de la investigación bioquímica al ser capaz de sintetizar la adenina (base nitrogenada presente en los ácidos nucleicos y otros compuestos bioquímicos) a partir de cianuro amónico (NH4CN) en 1959. Este descubrimiento es significativo en el sentido de que, si bien el experimento de Miller-Urey había mostrado que se podían sintetizar compuestos orgánicos a partir de una mezcla de compuestos inorgánicos que podía ser similar a la existente en la atmósfera de la tierra primitiva, en dicho experimento no se habían obtenido ni nucleótidos ni las bases nitrogenadas que juegan un papel clave como componentes de los ácidos nucleicos. La importancia del descubrimiento de Oró es tal que Melvin Calvin, descubridor del mecanismo de la fotosíntesis que lleva su nombre (ciclo de Calvin) y premio Nobel de química en 1961, le invita a unirse a su equipo en la Universidad de California en Berkeley. Oró declina la invitación prefiriendo permanecer en Houston. En 1962, Oró sugiere que los cometas podrían ser una fuente exoplanetaria de carbono iniciando, de este modo, la hipótesis de la panspermia, hipótesis que, durante toda su vida, defendería como plausible.

Su permanencia en Houston y su interés por la composición química de meteoritos y cometas le acercarán a la NASA donde participará en el diseño de los experimentos de química orgánica del programa Apolo. Oró participa en el diseño de los equipos de análisis químico que llevarían las misiones Apolo y en los análisis de las muestras lunares recogidas en estas misiones. Estos análisis descartarían, de forma definitiva, la posibilidad de la existencia de vida en la Luna. Oró colaboraría con la agencia espacial norteamericana hasta su jubilación en 1994 participando en el programa de cosmoquímica orgánica.

Durante esta extensa colaboración, Oró jugaría un papel destacado en el programa Viking de envío de sondas a Marte. Oró participaría en el diseño de los espectrógrafos y cromatógrafos que llevaban estas sondas para los análisis químicos de la atmósfera y suelo marciano y, por otra parte, contribuyó a aclarar las dudas generadas por los experimentos realizados por las sondas en relación con la posibilidad de vida en Marte. Los experimentos de las sondas detectaron una alta producción de CO2 que, inicialmente, se pensó que era consecuencia de un proceso metabólico por algún organismo. Sin embargo, Oró proporcionó una explicación más razonable diciendo que ese CO2 se producía como consecuencia de una reacción catalítica del ácido fórmico en presencia de sales de hierro.

Desde finales de los 60, Oró recibe distintas ofertas para retornar a España por parte de las autoridades universitarias y de investigación del país. Sin embargo, aceptar esas ofertas supondría renunciar a su carrera investigadora en la Universidad de Houston y a su colaboración con la NASA. Oró rechaza esas ofertas. Finalmente, acepta una cátedra de Biofísica de la Universidad Autónoma de Barcelona en 1971 pero a los pocos meses abandona el puesto y retorna a Houston al no verse cumplidas sus expectativas.

En 1980 es nombrado miembro del parlamento catalán y el gobierno autónomo la dirección general de investigación sin embargo, al no llegar la financiación prometida, Oró renuncia y vuelve a Houston. Finalmente, una vez retirado en 1994, retorna a Cataluña donde participa activamente en distintas instituciones relacionadas con la Ciencia, la Investigación y la Cultura hasta su fallecimiento en 2004.

Joan Oró es, con todo merecimiento, uno de los más grandes científicos catalanes y españoles de todos los tiempos. Trabajador incansable publicó una docena de libros y más de 200 artículos científicos. Su reconocimiento internacional no se ve empañado por la falta de conocimiento que, sobre su persona, hay dentro de nuestras fronteras. Espero que estas líneas como homenaje personal a uno de nuestros más grandes químicos (permítanme mis lectores un cierto grado de corporativismo).

3 comentarios

Archivado bajo Científicos

3 Respuestas a “Joan Oró i Florensa (1923–2004)

  1. Que falta hacen personas como Joan Oró en nuestro país, tan necesarios como sobrantes son los nefastos políticos que nos están llevando a tiempo que se prometen oscuros.
    Muy buen post y muy interesante.

  2. Pingback: Enrique Moles Ormella (1883 – 1953) | Stargazer

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s