La homeopatía ultramolecular no tiene efectos

Todos los lectores deben saber a estas alturas que el agüita mágica, convenientemente agitada no tiene efecto terapéutico alguno. Sin embargo muchos desconocen cómo los homeópatas determinan la “efectividad” de un medicamento.

Tal y como estableció el inventor y profeta de la homeopatía Samuel Hahnemann, la droga que causa, en individuos sanos, unos determinados síntomas es capaz de curar la enfermedad que causa esos mismos síntomas. El propio Hahnemann estableció cómo deberían hacerse las pruebas en individuos sanos y recomendaba una potencia de 30C que está bastante más allá del límite de Avogadro (ultramolecular).

Pues bien, este estudio demuestra que el medicamento homeopático utilizado no tiene efectos clínicos. Se trata de un estudio doble ciego al que a la mitad de los individuos se les proporcionaba el medicamento homeopático Belladona 30C y a la otra mitad placebo. De acuerdo a la fe de Hahnemann aquellos a los que se les proporcionó Belladona deberían experimentar los síntomas producidos por este medicamento.

¿Cuál fue el resultado? como podíamos esperar ninguno. Que concluyen los autores:

CONCLUSION:

Ultramolecular homeopathy had no observable clinical effects.

CONCLUSIÓN:

La homeopatía ultramolecular no tiene efectos clínicamente observables.

Este estudio tiene otra derivada, teniendo en cuenta que el proceso por el que se prueban los medicamentos homeopáticos no es capaz de producir los síntomas en los individuos sanos se pueden extraer como conclusión que cualquier medicamento homeopático es igualmente eficaz. Esto es, con independencia de qué enfermedad se trate cualquier remedio homeopático es igualmente válido.

Así que, en caso de duda, a la hora de elegir unas pastillas de azúcar, el criterio deberá ser elegir las más baratas.