Analogías


La discusión que siguió al post sobre Conceptos Cuánticos me ha hecho reflexionar sobre determinados aspectos relacionados con las razones que me llevan a escribir para desmentir y poner en evidencia las mentiras de Rafa u otros charlatanes. En los comentarios a distintos posts de este blog leemos cosas como:

¡Menudo blog!!!!! lo he descubierto por casualidad, y me parece curioso el monotema, todas las entradas para malhablar de una persona…. debe ser importante lo que dice para merecer tanta atención….
Nunca había visto un blog menos constructivo.

o esta otra:

Crear, mantener y escribir en un blog que parece solo encaminado a hacer daño, debe ser un gran esfuerzo por tu parte.

Cuestiones que, en general, pueden resumirse en: ¿por qué dedicas tiempo y esfuerzo a escribir esos posts para desmentir a charlatanes? Esta es quizás la cuestión clave: si a mi no me engañan, ¿por qué me siento impulsado a desenmascarar el engaño?

Por otra parte, existen afirmaciones como esta de Rafa:

Afortunadamente, hoy, gracias a Internet, existen multitud de revistas de divulgación científica independiente, así como euipos que disfrutan haciendo ciencia por el mero placer de hacerla. ¿No creen que no hay nada más hermoso que hacer ciencia o crear por el mero placer de investigar?

Pensemos por un momento. Llevamos casi tres años de publicación en esta revista, y si recapitulamos, consultados otros colegas, nos confirman las mismas conclusiones, si bien, todos coincidimos en el mismo punto. ¿Por qué están tan empeñados en desacreditar a los científicos independientes que al fin y al cabo hacen ciencia por amor al arte y a coste “0″?.

Coincido con Rafa en el primer párrafo, efectivamente no hay nada más hermoso que hacer ciencia por eso estudié ciencias para satisfacer el ansia de hacer ciencia. Pero, en relación con el segundo párrafo discrepo absolutamente: Rafa no es un científico (ni independiente ni dependiente), Rafa no hace ciencia, Rafa no lo hace por amor al arte y Rafa no lo hace a coste “0” (ni mucho menos a precio “0” que es lo que debería decir) para los incautos que le dan dinero a través de sus conferencias y cursos o accediendo a su página.

¿Cómo podemos saber que Rafa miente y no es científico? bueno, a través de una pequeña analogía intentaré que los lectores de Rafa comprendan el montaje al que se enfrentan.

Imaginemos que uno desde pequeño (12 o 14 años) ve el Open Británico de golf y decide que el golf le gusta, que va a dedicarse a ello. Para esto se apunta a unas clases, estudia las reglas, invierte en material (palos, bolas, zapatos, …), estudia la técnica (compra DVDs y libros para mejorar aspectos concretos de su juego), obtiene una licencia y un handicap que le permita jugar, da más clases y, finalmente, se doctora jugando algunos torneos como aficionado. A partir de ese momento, puede tomar distintas decisiones:

  • Decide que el golf está bien como hobby pero prefiere ganarse la vida de otra forma. Sigue viendo golf en la tele, echa algunos partidos durante el fin de semana pero en esencia es un aficionado.
  • Decide que va a ser profesional del golf pero dentro del golf hay varias formas de ser profesional: dando clases, diseñando y mejorando el material o jugando profesionalmente. Esos tres tipos de profesionales son muy distintos pero todos son necesarios para el golf.

Lo que si estamos de acuerdo es que para ser un aficionado o un profesional del golf es necesario tener unos conocimientos del lenguaje, de los términos que se utilizan y su significado y, por supuesto, de las reglas, etc. Para jugar al golf como aficionado, además de ese conocimiento, es necesario haber pagado una licencia y haber obtenido un handicap. Para ser un profesional del golf, en cualquiera de los ámbitos los requisitos son aún mayores. Como espectadores de golf nos puede gustar la estética del deporte y no es necesario un conocimiento profundo de las reglas aunque si es conveniente tener determinados conocimientos y dominar parte del lenguaje.

Imaginemos ahora que llega alguien de fuera del mundo del golf, un outsider, vamos a llamarle Rafa y monta una web (Golfviewer) en la que publica artículos sobre golf. Rafa además se dedica a dar conferencias y cursos de golf. De Rafa no consta que haya tenido una actividad mínimamente relacionada con el golf digamos en los tres últimos años. Rafa afirma que es un jugador profesional de la más alta categoría, no duda en compararse con Tiger Woods y afirma que tiene algunas licencias de distintos países pero la única federación a la que ha pertenecido es de otro deporte, por ejemplo, pádel. Rafa dice que las licencias no sirven para nada que su intuición fenomenal le permite ser una autoridad mundial del golf. La realidad es que Rafa no ha estudiado nunca las reglas, no ha pagado nunca una licencia y no ha pasado el examen que le permita obtener el handicap.

Rafa en Golfviewer escribe un artículo en el que habla de una técnica revolucionaria en el mundo del golf a la que denomina Golf Cuántico Diferencial (GCD). En ese artículo hace afirmaciones tales como:

El secreto del Golf Cuántico Diferencial consiste en jugar el balón de baloncesto con el pie y mediante un putt estresar el birdie de forma que nuestra tarjeta refleje la posición fractal de la bandera alrededor de los bunkeres en el hoyo 3 a la vez que negociamos el intercambio de paquetes de datos con el caddie.

Es decir, compone párrafos que no dicen absolutamente nada con palabras de la “jerga” del golf. Como los lectores de Golfviewer ignoran mucho de lo referente al golf y solo captan determinadas palabras (putt, bunker, hoyo, etc.) relacionadas con el golf le dan credibilidad. ¿Qué ocurriría si algún aficionado al golf leyera el artículo de Golfviewer?

Lo que ocurriría es que, en primer lugar, se reiría y, a continuación, podría tomar dos actitudes: pasar del tema o, dado que él ama el golf intentar comentar en Golfviewer para que los incautos que lean la página se den cuenta de que Rafa les está engañando. Probablemente la primera actitud sea la más común, en el fondo ¡qué daño hace! tan sólo engañar a unos incautos. Alternativamente, a lo mejor, lo que hace es denunciar públicamente a través de su propio blog los manejos de Rafa.

Rafa se siente perseguido y se ofende afirmando que la dogmática federación de golf le persigue y que es una injusticia que a él no le permitan jugar el Open Británico. Como sabemos, Rafa desconoce las reglas del golf, ignora el lenguaje, no ha tocado un palo en su vida, no ha pasado el examen para obtener la licencia y el handicap, … Pero Rafa afirma que cualquiera puede jugar al golf, que en el golf lo realmente importante es la intuición. Rafa clama por el golf libre. Rafa, sin ningún pudor y con la mayor de las arrogancias se compara con Severiano Ballesteros, afirma (mintiendo) que a Seve tampoco le entendían, que era un jugador genial que basaba todo en la intuición como él. Rafa afirma que el nuevo golf es el Golf Cuántico Diferencial (GCD) y que supone el nuevo paradigma del golf pero no explica de qué se trata. Rafa reclama que los términos que han tenido un significado determinado durante muchos años en el mundo del golf cambien de significado, por supuesto, sin saber lo que significan en el golf y sin decir qué significan en el Golf Cuántico Diferencial. Rafa, desde su tribuna, reclama que la federación de golf y los golfistas profesionales le dediquen tiempo para validar sus despropósitos y reclama poder jugar torneos profesionales.

Ridículo ¿no? Pues sí, es tremendamente ridículo.

¿Cuál es el problema con todo esto? Que hay víctimas. Las víctimas del engaño son la gente que desconociendo mucho sobre el golf le da credibilidad porque dice las cosas de forma atractiva (“el Golf Cuántico Diferencial permite alinear tu espíritu con el universo”, etc.). Para alguno de esos lectores, el Golf Cuántico Diferencial es mentira pero es una mentira divertida, más divertida que el golf real y, por lo tanto, le jalean. Otros consideran que el Golf Cuántico Diferencial es el verdadero golf y se sorprenden e indignan cuando ven el Masters de Augusta en televisión. Otros, por último, afirman que cuando los que saben de golf critican a Rafa es que algo de razón tendrá y que el golf debería converger con el Golf Cuántico Diferencial puesto que el golf “ortodoxo” es muy complicado. Otro problema surge cuando Rafa, alimentado por estas opiniones, decide sacar tajada y monta una academia de golf virtual (GolfCAI) en la que vende licencias que naturalmente no valen  y con las que no podemos jugar el Open Británico pero aun así consigue engañar a unos cuantos incautos.

¿Creéis que un conocedor del golf podría detectar la falsedad? ¿Cuánto tiempo tardaría en darse cuenta del engaño? ¿Creéis que el comportamiento del dueño de golfviewer es incorrecto?¿Pensáis que en cualquier actividad de la vida es necesario conocer las reglas, el lenguaje y, para ser un profesional, demostrar que se tienen esos conocimientos?

Bien, y vosotros ¿consideráis que es constructivo decirles a los seguidores de Golfviewer que eso no es golf?

Bienvenidos al golf a coste “0”.

22 comentarios

Archivado bajo Explicaciones, Humor

22 Respuestas a “Analogías

  1. Pingback: Analogía para comprender las pseudo-ciencias

  2. Nacho

    Muy buena la analogía.

  3. Golfviewer… que cabron. Que estoy en la oficina y me estoy aguantando la risa. Creo que tenias que haber terminado con la frase ‘megaguay’: Que cada cual saque sus conclusiones.

  4. aldo

    Mas claro no canta un gallo. busco tu rss(feed) y no lo encuentro tinene este blog alguno?

  5. ¡Genial!
    El golf nunca ha sido un deporte que me aya atraído demasiado…
    Pero ahora con lo del golf cuántico la cosa cambia. Mis bolas (de golf) siempre estarán dentro y fuera del hoyo de forma indeterminada y si algún gato recibe un bolazo, no podremos saber si el minino está vivo o muerto.

  6. ¡Maldito corrector cuántico del iPad!. Donde dice aya debe decir haya, la hache también es indeterminada para el iPad y ha decidido que no se vea en esta ocasión. .

  7. “¿consideráis que es constructivo decirles a los seguidores de Golfviewer que eso no es golf?.
    No sólo constructivo, si no que también es necesario.
    P. D.: No le des ideas al Rafa “estoydondehayaunduro” López, que con el, a estas alturas ya clásico, GCD la lia parda.

  8. guacamole

    me he divertido mucho con la analogia y precisamente a mi tambien me preocupan las personas que caen en la manipulación de Rafael Woods.
    porque no vamos a sabotear sus conferencias de puertas a fuera?
    …si Rafa, tus seguidores serán iluminados!!

  9. jcmos

    ¿Todavía sigue vivo este sujeto?
    Sabia que muchos de sus socios lo han abandonado y denunciado por apropiarse de sus trabajos…

  10. yomisma

    A mí tu blog me sigue pareciendo muy interesante y muy necesario, cuantas más barbaridades publica Rafa, más aprendo con tus réplicas.
    Un saludo

  11. Pingback: Bitacoras.com

  12. Pingback: No te dejes engañar | Stargazer

  13. Daniel

    Sencillamente genial, con tu permiso lo usare para explicarle a un amigo las estupideces de las “enseñanzas” de un personaje similar, acá en Colombia.
    Para los que quieran darle una mirada a las estupideces este vínculo, http://www.minuevodespertar.net/ y también este, lalogicadelalogica.blogspot.com/

    • Muchas gracias por tu comentario. Por supuesto que puedes usarlo. Voy a echarle un ojo a esos enlaces.

      • Daniel

        El “creador” de las estupideces es Carlos Torres Valencia y su seudonimo es Sol Ra Ser. Es una perlita adornada con diamantes.

  14. Pingback: Mr. Cuántico y el diseño inteligente | Stargazer

  15. Pingback: Mr. Cuántico y el diseño inteligente » Yo Evoluciono

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s